Los metrodelegados levantaron el paro sorpresivo que este lunes iniciaron a las 5 en reclamo de más personal de limpieza y auxiliares. Los gremialistas amenazan con una nueva medida de fuerza para este martes.

Después de cuatro horas de paro, los metrodelegados reanudaron el servicio de la línea c de subterráneos, que une las estaciones Constitución y Retiro.

La medida de fuerza, en reclamo de la contratación de empleados de limpieza y auxiliares, arrancó a las 5 y afectó a más de 180 mil personas que a diario utilizan este medio de transporte.

El gremialista Néstor Piris rechazó los cuestionamientos por el carácter sorpresivo del paro y marcó que el reclamo viene desde "hace 8 meses" por "el vaciamiento no solo en boletería sino en el sector auxiliar" y en "el sector de limpieza" que involucra "entre 350 y 400 puestos de trabajo".

Embed
"No estamos en contra de la modernización" que implica el uso de la tarjeta SUBE, aclaró Piris, pero insistió en su reclamo de vaciamiento y acusó a Metrovías porque "no quiere sentarse a discutir" la problemática laboral.

Por su parte, la concesionaria Metrovías informó que la Línea C, que une las cabeceras Retiro y Constitución, estuvo interrumpida entre las 5:00 y las 9:05 por una "medida de fuerza sorpresiva".

"La misma fue llevada a cabo por representantes de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) y obedeció a una interna del propio gremio. Una vez más, el sindicato ha tomado de rehenes a los usuarios con este tipo de medidas absolutamente injustificadas", completó.