Dos jugadores del Club Atlético Ticino agredieron a golpes de puño al árbitro en el partido que ese equipo disputaba como visitante ante San Lorenzo de Las Perdices, por la vuelta de una de las semifinales de la Liga Villamariense. Tras la suspensión del encuentro, ambos fueron demorados en una comisaría.

El hecho sucedió este domingo a los 44 minutos del primer tiempo, cuando el elenco visitante caía 3 a 0 (había ganado en la ida 1 a 0).

El mediocampista Juan Bianchi le propinó un golpe de puño al referí Marcos Romera, quien quedó con un corte en su rostro, y luego de algunos minutos decidió suspender el partido por no estar en condiciones de seguir.

En el episodio participó también Gustavo Bértola, compañero de Bianchi, por lo que ambos fueron detenidos y trasladados a la sede policial por violación a la Ley de Deportes.