James Horwill, capitán de los Harlequins, tuvo una mala caída durante el partido contra los Tigers. Decidido, quiso que le recolocaran el dedo para seguir jugando.

La imagen de un jugador que finge una lesión es moneda corriente. Debe ser por eso que sorprende tanto la actitud de James Horwill, capitán del equipo de rubgy Harlequins, que quiso seguir jugando con una fractura expuesta en el índice izquierdo.

lesion rugbier fractura
Cuando faltaban diez minutos para el final del partido contra Leicester Tigers tuvo una mala caída que le generó la grave lesión. Pero pidió que le recolocaran el hueso y que le vendaran el dedo para seguir jugando.

fractura Horwill
Quiso seguir jugando con fractura expuesta
Quiso seguir jugando con fractura expuesta

Sin embargo, los médicos que lo atendieron decidieron que debía ser sustituido.

Embed

Sin embargo, Horwill no perdió el humor y tuiteó luego de ser atendido en el hospital: "El dedo parece normal de nuevo y todo está bien! Gracias a los doctores, aprecio todos los mensajes".