La mujer que tiene que entregar su hijo de 8 años a su ex en Estados Unidos reveló que se comunicó por mail y habló personalmente con la Primera Dama, Juliana Awada, para que interceda en el conflicto. "¿Cómo no va a poder hacer nada si es la mujer más importante del país?", se quejó.
"Me dijeron que no se iban a ensuciar las manos en una pelea de dos estados por un menor", contó María Belén Francesconi, sobre la respuesta de Cancillería ante su pedido de ayuda.

"Le mandé cartas al papa Francisco pero no me respondió. Hasta a Michelle Obama le mandé. Hice hasta lo imposible y sin embargo perdí todo", contó entre lágrimas la chef argentina.

"Quise llegar a Macri, pero desde Presidencia no me dieron bola. Juliana Awada, a quien me crucé una vez, me dijo que no podía hacer nada al respecto. ¿Cómo no va a poder hacer nada si es la mujer más importante del país?", reclamó.

Embed
"Alex todavía no sabe nada. No tengo idea cómo voy a decírselo", agregó la mujer.

Es que María Belén Francesconi deberá restituir su hijo a su ex marido, quien vive en Estados Unidos. "Lo van a venir a buscar agentes del FBI, como si fuera un delincuente", dijo la mujer, que buscó ayuda por todos lados aunque indicó que "nadie quiere intervenir"

La Cámara decidió ratificar el fallo de la jueza de primera instancia, por lo cual Alex, de 8 años, deberá volver a Estados Unidos con su padre. "A este hombre no le importa que su hijo esté con problemas psiquiátricos graves y fuertemente medicado. Nunca apareció a pesar de que le pedí personalmente que lo ayude", expresó Belén, quien aún no le comunicó las últimas novedades a Alex.

Francesconi manifestó que su hijo deberá ir solo al país norteamericano. ¿El motivo? "Si llego a pisar Estados Unidos voy presa", dijo, entre lágrimas. "Y tampoco -agregó- quieren que viajen con familiares. Se lo llevarán dos agentes del FBI". Alex nació en EE.UU. y viajó a la Argentina con su madre a los pocos meses de vida.

María Belén obtuvo en ese momento la autorización de su padre, Miguel Reyes, quien ahora reclama que el nene regrese a su país. Según consta en los archivos del FBI, la madre de Alex nunca cumplió con su palabra de restituirlo.

"Él nunca lo abrazó ni le dijo te amo. No le importa su hijo, sino lo que quiere hacer es matarme a mí", aclaró desconsolada. "Nadie quiere intervenir ni ensuciar sus manos. El gobierno no responde, solamente me da su apoyo moral. También hablé con la Embajada y me dijeron que no pueden interferir. Estamos solos", expresó.

De todas maneras, aún queda un paso más: la Corte Suprema. "Vamos a apelar. Espero que alguien nos escuche, aunque no creo que esto se pueda revertir", apuntó.