En el Salón del Automóvil de Los Angeles, Ford exhibió el rediseño del EcoSport, que cautivó la atención del público en Estados Unidos.
En el autoshow de San Pablo, que comenzó hace dos semanas, había expectativas por la renovación del SUV del segmento B, pionero en el segmento que más creció en el último tiempo.

Sin embargo, hubo que esperar algunos días y desplazarse más al norte para que se corriera el telón del nuevo modelo. Así, fue en Estados Unidos donde finalmente se conoció.

Los cambios en el frontal se observan con los retoques en la parrilla y en los faros. Las líneas se unifican con otros SUV de la marca del óvalo.

Embed
A su vez, desaparece la rueda de auxilio en el portón, uno de los elementos que tienen sus pro y su contras: si bien aporta en lo decorativo, la rueda quedaba expuesta a posibles robos.

En el interior los cambios son más notorios y sobresale una nueva pantalla multimedia de ocho pulgadas. Además, agrega el sistema Sync3, el más avanzado en términos tecnológicos para Ford y que da la posibilidad de mayor comunicación con smartphones.

Embed
En término de motorizaciones, lo más saliente para el mercado estadounidense es la aparición de un propulsor 1.0 Ecoboost de tres cilindros y bajo consumo cuya potencia oscila entre los 100 CV y los 125 CV, de acuerdo con los mercados y modelos donde está presente. No hay detalles de configuración para la región, donde se lanzaría el año próximo.