Este lunes concluyó la 10º fecha del Campeonato de Primera División y, con ella, se cerró el primer tercio de un torneo que tendrá un parate durante el verano y que continuará desde febrero de 2017.
Sabido es que el puntero es Estudiantes de La Plata, que hasta ahora el goleador es Sebastián Driussi y que Olimpo, Temperley, Sarmiento y Atlético de Rafaela son los que ocupan al momento los puestos de descenso a la Primera B Nacional.

Sin embargo, a la hora de ir más allá, existen otras estadísticas que no se ven a simple vista, como por ejemplo los jugadores más "castigados" del torneo. En este ranking lidera cómodamente uno de los hombres más destacados del fútbol argentino: Marcos Acuña.

El mediocampista de Racing, recientemente citado además a la Selección argentina, es el jugador que más faltas recibió en todo el torneo, con 44 infracciones. Bastante atrás aparece el juvenil de Independiente, Ezequiel Barco, con 32, y el podio lo cierra otro hombre académico: el paraguayo Oscar Romero, con 29.

Embed

Embed
Si bien se tratan de simples números, en este caso revalidan el enorme nivel que viene demostrando Acuña en el equipo de Ricardo Zielinski, que tuvo una gran explosión que lo llevó a ser uno de los jugadores más desequilibrantes del fútbol argentino.

Del otro lado, claro está, también existe el ranking de los más pegadores, y en este caso es liderado por un hombre de bastante más bajo perfil. Se trata de Roberto Brum, de Aldosivi de Mar del Plata, que cometió 23 infracciones en el certamen, misma cantidad que Gonzalo Espinoza, de Patronato. Luis Advíncula, de Newell's, aparece en el tercer lugar con 22.

Embed