José Salvador Alvarenga es un salvadoreño que naufragó cuando salió a pescar después de una importante tormenta. Pasó 438 días en alta mar. Su compañero de viaje murió.
La historia del náufrago Salvador Alvarenga es tremenda. Pasó 438 días a la deriva, sobrevivió comiendo lo que podía y, lo peór, perdió a su compañero en plena odisea. Ahora, cuenta todo en un libro: "Náufrago".

El 17 de noviembre de 2012, él y su compañero Ezequiel Córdoba salieron de la costa de Chiapas, en México, para ir a pescar en su pequeña embarcación. Pero un temporal los descubiró alejados de la costa y no pudieron regresar.

Al principio del naufragio, cuando todavía no había fabricado un sistema para poder recolectar agua de lluvia, el salvadoreño tuvo que sobrevivir tomando orina y sangre de las tortugas marinas y gaviotas.

Embed
Alvarenga dijo que más de una vez pensó en suicidarse y que el momento en el que casi lo hace es cuando un barco se le acercó tanto que la tripulación lo salió a saludar, "pero no se detuvieron para recogerme".

Catorce meses después, Salvador llegó a la playa del atolón Ebon en las islas Marshall, en el Pacífico Sur, a unas 7.000 millas de donde había salido. Pero el calvario del hombre no terminó allí.

José Salvador Alvarenga.jpg
José Salvador Alvarenga, el hombre que naufragó durante 14 meses
José Salvador Alvarenga, el hombre que naufragó durante 14 meses
Ezequiel ya había dejado de comer, porque no quería consumir más carne de gaviota, luego de haberse enfermado por consumir una en mal estado La familia de su compañero ahora lo acusa de habérselo comido.