Se trata del diputado nacional José Orellana, del partido Primero Tucumán quien fue denunciado por abuso sexual por una asesora de la legisladora Gabriela Troiano.
La diputada socialista Gabriela Troiano planteó en el inicio de la sesión de este miércoles una cuestión de privilegio para pedir la máxima sanción contra el diputado nacional José Orellana, (Primero Tucumán), quien fue denunciado por abuso sexual por una asesora que colabora con la legisladora socialista.

Orellana fue denunciado ante la justicia penal de la ciudad de Buenos Aires por el delito de abuso sexual de la asesora de la diputada socialista, que tiene su despacho en el mismo piso que él, en uno de los anexos de la Cámara baja.

Embed
Al plantear la cuestión de privilegio, Troiano pidió que se aplique al legislador el artículo 66 de la Constitución Nacional que contempla que, ante un desorden de conducta de un integrante de la cámara, "se lo pueda remover por inhabilidad física o moral y hasta excluirle de su seno".

Tras conocer la acusación, Orellana desmintió lo sucedido y se defendió a través de una carta dirigida al presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, en la que aseguró que todo se trata de una operación en su contra. El tucumano y ex intendente de Famaillá planteó que era imposible que él pudiese atacado a la víctima ya que, en el momento cuando ocurrió el hecho, estaba camino a Mar del Plata a recibir un premio.

"Soy incapaz de pedirle algo a una mujer, ni a nadie, a cambio de algo. Lo aprendí en mi familia", señaló Orellana. "Ella estaba peleando con un señor en planta baja y cuando subió, me avisó que había una señora buscándome, y yo le pregunté qué había pasado con ese señor, nada más", publicó el diario La Nación.