El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indultó a los últimos dos pavos durante su presidencia.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le perdonó la vida a dos pavos en la víspera del Día de Acción de Gracias que se celebre este jueves en ese país. Los afortunados fueron "Tater" y "Tot", dos aves de 18 semanas que pesan unos 18 kilos.

En esta ocasión, Obama no estuvo acompañado de sus hijas Sasha y Malia, sino por sus dos sobrinos, Austin y Aaron Robinson, de 6 y 4 años.

"Este año (Sasha y Malia) tenían problemas de calendario. En realidad, ya no podían soportar más mis chistes. Estaban hartas", confesó el presidente, quien el próximo 20 de enero cederá el puesto a Donald Trump.

obama pavo
El presidente Obama encabezó el acto en la Casa Blanca
"Tater" había sido declarado "Pavo Nacional de Acción de Gracias", mientras que "Tot" debió conformarse con el título de "vicepavo".

"Malia y Sasha están aliviadas de que ésta sea mi última ceremonia de perdón presidencial. Pero lo que no saben es que vamos a hacer esto cada año a partir de ahora. Sin cámaras, sólo nosotros. De ninguna manera voy a dejar este hábito de golpe", dijo Obama.

obama pavo2
El presidente Obama encabezó el acto en la Casa Blanca<br>
El presidente Obama encabezó el acto en la Casa Blanca
Los dos pavos indultados estuvieron alojados en el hotel Willard antes de la ceremonia. Ahora pasarán el resto de sus vidas en la universidad de Virginia Tech, donde serán cuidados por los estudiantes y veterinarios del Departamento de Ciencias Animales y Avícolas del centro educativo.

En los años '60, John F. Kennedy fue el primer mandatario que decidió no comerse el pavo que le regaló la Federación Nacional del Pavo y devolverlo a la granja de dónde provenía. "Dejemos que éste crezca", dijo Kennedy.