Renato Gaúcho, entrenador del equipo de Porto Alegre, explotó al festejar un gol de su equipo en el triunfo ante el Atlético Mineiro y terminó golpeando a un agente, que estaba sentado
El DT quiso expresar su alegría por el gran triunfo por 3 a 1 del Gremio frente al conjunto de Lucas Pratto en la ida de la final de la Copa de Brasil, pero tuvo tanta mala puntería que la botella que pateó fue a parar directamente hacia un Policía que estaba sentado cerca del banco. Tuvo que pedir disculpas.

Renato Gaucho