El camerunés se sumó a la lista de jugadores del Barcelona con problemas con Hacienda. La fiscalía le pide 14 millones de euros como multa.

La leyenda camerunesa del fútbol Samuel Eto'o engrosó la lista de jugadores que vistieron la camiseta del Barcelona con problemas fiscales, luego de que la fiscalía en España solicitara su condena por fraude fiscal a una pena de hasta diez años de prisión y millonarias multas.

En la acusación con fecha del 10 de noviembre dada a conocer este jueves, la fiscalía asegura que el exdelantero del Barcelona (2004-2009) estableció un entramado societario para evitar declarar una parte de sus ingresos.

Así como lo hizo el astro argentino Lionel Messi, es señalado de haber maniobrado para pagar menos impuestos por los ingresos generados por la cesión de sus derechos de imagen, entre otras a la marca Puma, a partir de 2006, según el texto consultado por AFP.

Embed
Mientras militó en el Barça, con el que ganó tres campeonatos, una copa, dos supercopas de España y dos ligas de campeones de la UEFA, Eto'o, de 35 años, habría evitado pagar 3,9 millones de euros de impuestos.

"El futbolista simuló que tales derechos habían sido cedidos a dos sociedades residentes respectivamente en Hungría y España, con la finalidad de reducir fraudulentamente su tributación", indicó la acusación de la fiscalía transmitida al juez a cargo de la investigación en Barcelona.

La fiscalía considera que Eto'o debe reembolsar al fisco del monto del presunto fraude (3,9 millones de euros) más intereses, así como multas que en total ascienden a 14,3 millones de euros.

Embed
Eto'o, actualmente en las filas del club turco Antalyasport, es pasible de una pena acumulada de diez años de prisión: año y medio por el presunto fraude en 2006 y tres años por cada uno de los tres años siguientes, hasta 2009.

En la práctica, difícilmente Eto'o pasaría todo ese tiempo tras las rejas gracias a las tradicionales reducciones de pena por buen comportamiento y la libertad condicional disponible al cumplir dos tercios de la condena.