La modelo había decidido ir directamente al teléfono por el vértigo que le generaban las piletas, pero finalmente terminó haciéndolo. Hubo aire a venganza...
Un cinco de Pampita, una tremenda discusión entre la jurado, la Chipi y Nicole Neumann y una decisión: la modelo no quería volver a bailar en el duelo tras quedar sentenciada.

Entre lágrimas, Nicole dijo que le daba mucho vértigo, que Jorgito Moliniers estaba lesionado y que el cansancio no le permitía hacerlo de nuevo, por lo que iría directamente al teléfono. Su coach y parte del jurado insistieron en que debía hacerlo igual, y ella finalmente aceptó la revancha.


Seguí leyendo en RatingCero.com