Una joven denunció que un conocido locutor la maltrató y golpeó. La Justicia le dictó prohibición de acercamiento, pero la mujer afirma que sufre amenazas.
Yanina A. es oriunda de la localidad misionera de 25 de Mayo y llegó hace dos años a Comodoro Rivadavia para desempeñarse como empleada doméstica. Afirma que su vida transcurría sin sobresaltos hasta que hace un mes conoció a través de la red social Facebook a Marcelo Baeza, un locutor radial que tiene 26 años y a quien apodan "El Peque".

La joven de 23 años relató al diario El Patagónico el tormento por el que asegura que pasó. "Estuve en pareja con Marcelo Baeza y al tercer día en que estábamos conviviendo juntos comenzó a levantarme la mano", denunció.

Embed
Manifiesta que el joven actuaba motivado por los celos y que incluso la obligó a cambiar su número de teléfono. Después "me rompió los pasajes porque yo le dije que me quería ir a Misiones porque era una relación que no iba a funcionar. Y otra cosa que le decía a él era que no me podía levantar la mano porque ni siquiera mi padre me pegó".

Yanina sostiene que además de golpearla, con el correr de los días también empezó a encerrarla bajo llave. "Una noche él salió y me dejó encerrada en el dormitorio porque tenía miedo de que yo me vaya. Al día siguiente, cuando me pude despertar, me insultó y maltrató. Otra noche salió con un amigo a tomar y también regresó violento. Al día siguiente, mientras él volvía, me escapé, pero del miedo regresé", admite la mujer que no tiene familiares en la región.

Describe que el calvario se volvió más tormentoso durante la madrugada del viernes 18 de noviembre: "salíamos del bar Narela y comenzó a decirme que le agarre el miembro de él para orinar. Yo no quise hacer lo que él quería y me agarró de los pelos y me llevó caminando amenazándome. Después me agarró del cabello y me pegó un cabezazo y me comenzó a sangrar la nariz. El me decía 'caminá rápido y vamos a la casa'".

Yanina afirma que toda la situación fue presenciada por un amigo de Baeza y que esa noche fue la más larga y violenta que padeció. Señala que durante el camino al departamento llegó a temer por su vida. Una vez en la vivienda, él "empezó a tirar las cosas, me agarraba de los pelos, me empezó a pegar y me tiraba contra el piso".

En un momento dado, la mujer dice que encontró la forma de tranquilizar a su pareja hasta que este se durmió. Entonces juntó sus pertenencias y logró escapar. Luego radicó la respectiva denuncia ante la policía de Sarmiento y tomó intervención el fiscal Herminio Gonzales Meneses. En ese contexto, el juez Alejandro Rosales le dictó a Baeza la prohibición de acercamiento y contacto con su ex pareja.

Nuevas amenazas

Yanina regresó a Comodoro Rivadavia. Sin embargo, afirmó que hasta ayer continuaba recibiendo amenazas telefónicas de Baeza y también de su madre, a quien identificó como Silvina Campos.
Explica que antes de retornar a esta ciudad, el lunes intentó radicar una denuncia por las nuevas amenazas sufridas, pero que el personal policial de Sarmiento, a cargo del comisario Félix Levín, no quiso efectuar el trámite. Ante las intimidaciones telefónicas, cuestiona que la respuesta fue: "me dice el comisario: ´¿por qué no cambias de numero?'".

Señala que entonces cuando ella le recriminó que debía hacer cumplir la medida judicial, el jefe policial insistió diciéndole: "'poné de tu parte, cambiá el número y se termina todo".

Yanina recalca que le comentó la situación al fiscal del caso, quien revisó los mensajes y le pidió: "andá a la comisaría y hacé la denuncia". Pero el comisario no se la quiso tomar.

Ya de regreso en Comodoro Rivadavia, "estoy más tranquila, pero igual él (por Baeza) me dice que me va a buscar y me va a matar", denuncia públicamente.