Los amantes de la infusión más consumida de la Argentina suelen mantener ciertos hábitos que encierran interrogantes respecto a cómo reconocer una buena yerba, cómo curar el mate de calabaza, a qué temperatura debe estar el agua y cuál es la bombilla correcta.