Kuba Moczyk tenía 22 años. Iba ganando la pelea pero un golpe le generó una hemorragia en el cerebro, entró en coma y unos días después fue desconectado.

El boxeador amateur Kuba Moczyk, de 22 años, murió tras su primer combate. El joven de origen polaco iba ganando la pelea, pero un golpe en el tercer round le generó una hemorragia en el cerebro y entró en coma.

De origen polaco y oriundo de Norfolk, Reino Unido, el chico estuvo más de cuatro meses entrenando para su debut y estaba emocionado.

Embed

"Kuba había estado entrenándose durante mucho tiempo y fue su sueño, pero no era el tipo de persona que quiere herir a nadie", relató la hermana del boxeador al periódico Mirror.

El joven murió el miércoles pasado por la noche en el Hospital James Paget en Great Yarmouth. Estaba rodeado por su familia y luego de ser desconectado algunos de sus órganos fueron donados.