Tornike Okriashvili, del Krasnodar, conectó una terrible chilena en el duelo frente al Zenit que descolocó al arquero rival y se convirtió en un verdadero golazo. Mirá la jugada.