Cuba empezó este lunes una semana de ceremonias en honor al líder de la Revolución, Fidel Castro, el quien falleció el viernes a los 90 años.
Los restos del comandante serán trasladados desde La Habana hasta Santiago de Cuba, recorriendo así 900 kilómetros, en los que se prevé que miles de isleños le den el último adiós.

El primer homenaje fúnebre tendrá lugar este lunes en el Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución de La Habana, cuyo acceso comenzó a ser controlado el sábado por la policía.

Entre el lunes y el martes está previsto que decenas de miles de personas asistan al Memorial para rendirle homenaje como expresión de la voluntad de dar continuidad a sus ideas socialistas.

Sus cenizas llevadas desde el miércoles y hasta el sábado a Santiago de Cuba, siguiendo un itinerario que rememora "La Caravana de la Libertad", el trayecto que hizo con otros revolucionarios en enero de 1959.

La ceremonia de inhumación se realizará el próximo domingo en el cementerio de "Santa Ifigenia", de Santiago de Cuba.