El sospechoso será indagado en el marco de la causa de los curas abusadores en Mendoza. El hombre fue alumno del Instituto Antonio Próvolo, donde luego consiguió trabajo.

Un hombre sordomudo que trabajaba en la jardinería del Instituto Antonio Próvolo para niños con problemas de audición fue demorado este martes en el marco de la causa de los curas abusadores de Mendoza.

El demorado pasó por la institución como alumno y luego consiguió trabajo en el lugar. Se encuentra en la comisaría de Corradilla a la espera de ser indagado.

Embed

En la causa ya hay cuatro detenidos: dos sacerdotes católicos (Nicolás Corradi, de 82 años, y Horacio Corbacho, de 55) y dos empleados, todos acusados de haber abusado sexualmente de, al menos, doce alumnos de 10 a 12 años.


Una de las víctimas de los supuestos abusos de dos curas en un instituto sordomudo de Mendoza contó, a través de una carta la pesadilla que vivió cuando tenía 15 años.

La joven apuntó contra los sacerdotes Nicolás Corradi y Horacio Cobarcho como los autores del abuso sexual que sufrió: "Me manoseaban, pero no llegaron a violarme".