Emma Morano nació el 29 de noviembre de 1899, trabajó hasta los 75 y vivió sola hasta el año pasado. Es decana de la humanidad del Libro Guinness de los Records.
La italiana Emma Morano se convirtió en la mujer longeva más impresionante del mundo al cumplir 117 años este martes 29 de noviembre, lo que la convirtió en la única persona viva nacida en el siglo XIX de acuerdo con los registros vigentes.

Emma nació el 29 de noviembre de 1899 y estuvo casada en su juventud, pero dejó a su marido en 1938, poco después de la muerte de su único hijo cuando tenía siete meses. Ahora vive en un departamento en la localidad de Verbania, al noroeste de Italia, donde las rarezas de su vida atraen a decenas de curiosos.

"La gente viene. No invito a nadie pero vienen. De América, de Suiza, de Austria, de Turín, de Milán. ¡De todas partes!", explicí la anciana, quien vivió sola hasta 2015, cuando necesitó contratar personal a tiempo completo porque quedó postrada en la cama.

A los 20 años, el médico le diagnosticó anemia a Emma y le recetó comer tres huevos por día (dos crudos y uno cocido) un hábito que la mujer mantiene hasta la actualidad por lo que habría consumido más de 100 mil en su vida.

Emma Morano 1.jpg
Emma Morano festeja 117 años este martes<br>
Emma Morano festeja 117 años este martes

"Como dos huevos al día, eso es todo. Y también galletas. Pero no como mucho porque no tengo dientes", explicó Emma, quien le rehuye a la carne desde que le dijeron que le podía provocar cáncer.

La mujer trabajó hasta los 75 años en una fábrica de carteras pero a partir de los 95 decidió quedarse en su casa y no salir más a la calle. Aún así mantuvo su autonomía durante otras dos décadas y su médico personal, CArlo Bava, explicó que es por genética y carácter.

"Es una persona muy decidida. Nunca ha querido ir al hospital, nunca ha recibido un tratamiento específico. Algunas bronquitis, una transfusión, algunos puntos de sutura, pero siempre en casa", aseguró el médico.

Los achaques de la edad que más padece hasta el momento son la pérdida de la vista y del oído y le cuesta mucho expresarse por lo que pasa la mayor parte del tiempo durmiendo.