Un médico una enfermera quedaron detenidos por asesinar a cinco personas con inyecciones letales en el hospital italiano de Saronno. Ambos son amantes y también mataron al marido de la mujer.
Un médico anestesista y una enfermera, que eran amantes, lejos de salvar personas se dedicaron a matarlas. Así, quedaron detenidos, acusados de asesinar a cinco personas con inyecciones de fármacos letales en el hospital Saronno, provincia de Varese en Lombardía, Italia.

Entre las víctimas se encontraban el marido de la enfermera, Massimo Guerra de 46 años, y su mamá que supuestamente se oponía a la relación clandestina.

Embed
https://www.google.com.ar/maps/place/Ospedale+Di+Saronno/@45.6168626,9.0197446,13z/data=!4m8!1m2!2m1!1shospital+cerca+de+Saronno,+Varese,+Italia!3m4!1s0x4786914518d66c85:0x4c991400183c090!8m2!3d45.6292024!4d9.039834
La prensa italiana reveló los detalles y la transcripción de las escuchas telefónicas de la investigación, que llevó a la detención del médico anestesista Lorenzo Cazzaniga, de 60 años, y de Laura Taroni, de 40 años.

En una de ellas, la mujer pregunta a su amante si es necesario que mate también a sus hijos, de 8 y 11 años, a lo que el médico le contesta:" No, los niños no".Según las pesquisas que se han concentrado en los años 2012 y 2013

Embed
En las conversaciones telefónicas interceptadas por los investigadores, los dos amantes conversaban sobre las muertes y se preguntaban si serían acusados de homicidio voluntario o se podría hablar de eutanasia. "Eutanasia es otra cosa (...) lo que tú haces es suministrar una mezcla de fármacos y no podían ni respirar", le dice la enfermera al médico, según publican los medios italianos.

Se sospecha que el marido de la enfermera murió en junio de 2013 debido a que su esposa aumentó poco a poco las dosis de insulina que ella le suministraba hasta matarlo.