Los choferes de la línea, que une los barrios porteños de Mataderos y Retiro, levantaron la medida de fuerzas que habían iniciado esta mañana en reclamo de seguridad.

Los trabajadores de la línea 5 de colectivos levantaron el paro que mantenían desde esta mañana tras un violento tiroteo que se produjo arriba de un colectivo.

Esta madrugada, un grupo de delincuentes subió a una unidad de la línea, que une Retiro con Mataderos, y asaltó a los pasajeros. En medio del asalto, los asaltantes iniciaron un tiroteo.

A raíz de ese incidente, los choferes decidieron iniciar un paro en reclamo de mayor seguridad. Pasado el mediodía, levantaron la huelga.