El artefacto no tripulado había sido enviado con provisiones a la Estación Espacial Internacional. Desde Roscosmos, la agencia rusa, informaron el estado de la misión.
Fuentes de la agencia espacial de Rusia, Roscosmos, anunciaron este jueves que la nave no tripulada que habían enviado con provisiones a la Estación Espacial Internacional se precipitó de nuevo a la Tierra y se desintegró al llegar a la atmósfera.

Embed

"De acuerdo con la información preliminar, la pérdida de la nave de carga ocurrió a 190 kilómetros de altura sobre la remota y deshabitada región rusa de Tuva y la mayoría de los fragmentos se incendiaron en el reingreso a la atmósfera", informaron desde Roscosmos.

Embed

En la actualidad hay tres astronautas rusos, dos estadounidensas y uno francés alojados en la EEI, pero no se espera que sufran escacez de suministros porque el envío fallido "no afecta las operaciones normales en la ISS ni la subsistencia de la tripulación", de acuerdo con la agencia de Moscú.

La nave robótica Progress MS-04 transportaba una carga de 2,4 toneladas, incluyendo agua y carburantes. El acoplamiento automático con la EEI estaba previsto para este sábado a las 16.43 de manera autmática pero el artefacto se precipitó a la Tierra.