La cifra va desde noviembre del año pasado y corresponde a un estudio hecho por la ONG Defendamos Buenos Aires en Capital y Provincia. Cuáles fueron el distrito y los rubros más castigados.

En el transcurso de un año se perdieron 28 mil empleos y cerraron casi 7 mil comercios en Capital y Provincia. Las cifras se desprenden de un estudio hecho por la ONG Defendamos Buenos Aires.

De acuerdo con la Encuesta Mensual Económica (EME) que realiza la institución, desde noviembre del año pasado la tendencia de cierres de locales es del 30 por ciento en Capital y la provincia de Buenos Aires. A su vez, la medición concluye que la tendencia empeoró en el último bimestre, cuando dejaron de existir 2.800 negocios.

Embed

"Con 6.900 locales menos, ya hemos superado el 1 por ciento (4 mil PyMEs comerciales) y vamos camino de llegar al 2 por ciento de cierre de comercios sobre los 400 mil que existen", explicó a Diario Popular el titular de Defendamos Buenos Aires, Javier Miglino.

El abogado especializado enumera entre los motivos a la inflación, la inseguridad y los tarifazos. Y analiza la influencia de casa indicador: "A principios de octubre constatamos el cierre de 4.100 comercios y parecía que la recesión comenzaba a ceder junto con la inflación, pero hubo un rebote inflacionario que se sintió en la calle. Así, otros 2.800 comercios que venían aguantando al límite optaron por bajar las persianas".

El distrito más castigado es Mar del Plata, con 276 negocios cerrados

Además, "otras cuestiones son el tarifazo en los servicios, la inflación que no se detiene y la inseguridad que obliga a muchos comercios a cerrar a las 19 y abrir a las 11, porque fuera de esos horarios no hay gente en las calles y aumentan las probabilidades de robo".

LA EME se basa en un relevo de 35 puntos de la Ciudad (con 3.686 casos) y en 33 del Conurbano (con 3.214). De acuerdo con la medición, el distrito más castigado es Mar del Plata, con 276 negocios cerrados.

Según el estudio, los rubros que más sufren son los de indumentaria y calzado de mujer, luego los gastronómicos, de indumentaria y calzado de hombre, remiserías, tintorerías, lavaderos, repuestos de autos y los de venta de artículos de electricidad.