De a cuerdo con las cifras oficiales, los aires consumen un cuarto de la demanda total de la energía y cambiaron los hábitos de demanda: ya no crece por la noche sino desde el mediodía.

Con un crecimiento interanual del 11 por ciento en la compra de aires acondicionados, el Ministerio de Energía advierte que ya representan "un cuarto de la demanda eléctrica del país" y hay preocupación.

El récord de potencia en un día hábil fue el 12 de febrero pasado con 25.380 megawatts, de acuerdo a los datos que maneja la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). Y según los datos oficiales, más de 6.000 megawatts corresponden a aires acondicionados.

Embed

Conforme con las cifras que maneja la consultora GfK Retail & Technology, hasta octubre, las ventas de aires habían crecido un 11 por ciento interanual y en el caso de los split frío-calor el avance fue del 27.

El crecimiento fue exponencial: según publicó Clarín, en los últimos tres años se compraron unos 4.600.000 acondicionadores, lo que equivale a cerca de 4.200 por día.

El alerta se enciende porque el consumo de los aires más pequeños equivale a por lo menos diez veces más que un turbo y a 15 de un ventilador de techo.

Gerardo Rabinovich, vicepresidente del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi señala que a causa de los aires acondicionados, "en los últimos años cambió la modalidad de consumo y los picos de demanda se trasladaron" y que ya no ocurren por la noche, cuando la gente llega a su casa, sino que "se dan en las primeras horas de la tarde, cuando la temperatura sube y los aires trabajan al máximo".

El consumo de los aires más pequeños equivale a por lo menos diez veces más que un turbo y a 15 de un ventilador de techo

"Tras haber invertido 3.000 millones de pesos, apostamos a que este año los indicadores de calidad van a mejorar. Con iguales condiciones, debería haber menos cortes. Aunque, si tenemos cinco días con mínimas mayores a 20 grados y máximas mayores a 30, la red trabajará forzada", afirmaron desde Edenor.

Mientras que en Edesur afirman: "Invertimos $ 2.700 millones en 2016 y prevemos que sean $ 15.000 millones en los próximos cinco años. Problemas puntuales va a haber, pero cada año se notarán las mejoras".