Los dos cachorros de bulldog blancos están acostados en una cama. Mientras uno de ellos descansa plácidamente, el otro intenta despertarlo con muchos besos para jugar.