El mediocampista del Manchester City fue multado con 54.000 libras y la prohibición de conducir por 18 meses tras ser sorprendido ebrio al volante. Sin embargo, el marfileño insistió en que bebió "accidentalmente".

Las autoridades británicas impusieron a Yaya Touré la prohibición de conducir 18 meses y una multa de 54.000 libras (68.500 dólares, 64.600 euros) tras ser sorprendido bebido al volante, reveló el fútbolista marfileño este martes.

El centrocampista de 33 años del Manchester City -que vuelve a jugar de nuevo tras un enfrentamiento con su entrenador, Pep Guardiola- insistió en su cuenta de Facebook que bebió el alcohol accidentalmente, sin más detalles.

Embed
Touré, ex del FC Barcelona y 4 veces elegido mejor jugador africano del año, suele rechazar la botella de champagne que se le da al mejor jugador de un partido de la liga inglesa porque es musulmán.

"En las últimas semanas, hubo confusión sobre la razón por la que fui acusado de conducir bebido, cuando es sabido que soy musulmán y no bebo", escribió el jugador, que fue parado por la policía en Londres el mes pasado y se le detectó alcohol por encima del límite.

Embed

"Siempre rechacé el alcohol (...) por mi compromiso con la religión", insistió. El jugador explicó que el juez aceptó que no bebió intencionalmente pero le impuso la misma pena que a cualquiera. "Como sobrepasaba el límite cuando me hicieron la prueba por la noche, decidí no cuestionar los cargos".

"De todos modos, era importante para mí explicar a la corte que no consumí el alcohol intencionalmente. En sus observaciones en la sentencia, el juez acepta que no bebí intencionadamente". "Acepto la prohibición y la multa y quiero disculparme por esta situación", concluyó.