La medida fue anunciada el 12 de octubre para desactivar lo que se presumía podría haber sido el primer paro general de la CGT pero no fue publicada aun en el Boletín Oficial.
El gobierno nacional anunció el pasado 12 de octubre la exención del medio aguinaldo de diciembre del Impuesto a las Ganancias. Sin embargo a pocos días de la fecha límite para que las empresas depositen a sus trabajadores el segundo tramo del Sueldo Anual Complementario el Ejecutivo que conduce Mauricio Macri aun no oficializó la medida.

No alcanza un anuncio en los medios para que una medida se haga efectiva. Para que entre efectivamente en vigor es necesaria la publicación del decreto en el Boletín Oficial así como una resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que, a partir del decreto presidencial, es la encargada de reglamentar la manera en que se instrumentará la exención. A más de dos meses del anuncio realizado en conferencia de prensa por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, Macri todavía no oficializó la medida.

Embed
Así muchas empresas ya han empezado a liquidar el aguinaldo sin la exención anunciada al calor de lo que se preveía podría haber sido el primer paro general de la reunificada Confederación General del Trabajo (CGT) ante la pérdida de empleos, la disparada de la inflación y la abrupta caída del poder adquisitivo del salario.

De acuerdo con la ley 27.073 los empleadores tienen hasta el 18 de diciembre de cada año para depositar el segundo tramo del medio aguinaldo. Sin embargo este año como el 18 cae un domingo, el plazo se adelanta al viernes 16.

De hecho la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) ya liquidó el medio aguinaldo a los jubilados sin el beneficio anunciado por las autoridades nacionales.

De acuerdo con la medida anunciada pero no oficializada aun, los aguinaldos de hasta 15.000 pesos brutos no pagarían Ganancias. La exención alcanzaría a los trabajadores con remuneraciones brutas mensuales de hasta 55.000 pesos. En tanto quienes ganan entre 30.000 y 55.000 pesos brutos pagarían el impuesto por lo que exceda de esos 15.000 pesos.

Embed