El juez federal Claudio Bonadio dispuso este jueves la intervención de la empresa "Los Sauces", de la que son socios la ex presidenta Cristina Kirchner y sus hijos, y de la sucesión del fallecido Néstor Kirchner, en el marco de la investigación por los presuntos delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.
En la misma resolución, el magistrado designó interventores por seis meses para actuar en la compañía y en la sucesión, de la que removió al diputado nacional del Frente para la Victoria Máximo Kirchner como administrador del trámite.
Bonadio, a la vez, nombró interventores informantes en el Grupo Indalo, Indalo Media, Grupo Báez, y Negocios Patagónicos SA, algunas de ellas pertenecientes a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, quienes fueron los principales inquilinos de la inmobiliaria de la exmandataria.
En tanto, la medida alcanza a Idea S.A. perteneciente a Osvaldo Sanfelice, quien administra tres hoteles de Cristina Kirchner, según publicó el Centro de Información Judicial (CIJ). De acuerdo al fallo, en "Los Sauces" y en la sucesión de Néstor Kirchner se designaron interventores "administradores", en tanto que el resto de las empresas se dispusieron interventores "informantes".
El magistrado dispuso "la intervención de la firma Los Sauces S.A., con la remoción de sus actuales autoridades y la designación de un administrador judicial por el plazo seis meses, a fin de que informe toda transferencia, pago efectuado o recibido entre esa y sus socios Cristina Fernández, Máximo Kirchner y Florencia Kirchner".