En los últimos tiempo, el rugby ha sido noticia por diferentes hechos que poco tienen que ver con los buenos modales y el espíritu digno de este deporte. Y en los últimos días, en Italia se dio un nuevo capítulo.
El protagonista es el argentino Bruno Andrés Doglioli, jugador del Rangers de la Seria A de aquel país, quien durante el encuentro frente al Valsugana Vicenza perdió el control y, sin explicación alguna, tackleó duramente a la jueza del partido, María Beatrice Benvenuti, de tan sólo 23 años.

Rugbier.mp4
El hecho generó conmoción y repudio en todo el rugby italiano. Primero fue el club el que castigó al argentino de 34 años, pero luego la Federación Italiana tomó cartas en el asunto y le aplicó a Doglioli una suspensión de tres años para realizar toda actividad deportiva.

Aunque cuestre creerlo, Benvenuti no sólo que salió ilesa del tremendo golpe, sino que además siguió dirigiendo lo que quedaba del duelo.