Se los conoce como "alcoholes alternativos" y son perfumes y productos de limpieza. Los consumen las personas de bajos recursos porque son más baratos. 58 personas murieron en Irkutsk por tomar una loción de baño.

El alcoholismo es un problema grave en Rusia: de acuerdo con cifras oficiales, el consumo de "alcoholes alternativos", es decir no aptos para el consumo, mata a 14 mil personas al año. Y según informa la BBC, 58 personas murieron en en la ciudad siberiana de Irkutsk tras ingerir una loción de baño que contenía metanol, una sustancia tóxica que sirve de anticongelante.

A raíz del trágico hecho, las autoridades declararon el estado de emergencia. Uno de los sobrevivientes contó que tomó una pequeña cantidad de la loción Boyaryshnik y que a la mañana siguiente se levantó ciego.

Embed

Según cifras oficiales, un adulto promedio bebe 20 litros de vodka al año, y de acuerdo a un estudio publicado dos años atrás, el 25 por ciento de los hombres rusos muere antes de los 55 por enfermedades vinculadas con el alcoholismo.

El problema de los "alcoholes alternativos" es que lo consumen las personas de escasos recursos porque son baratos. Así recurren a perfumes, lociones, colonias para después de afeitar y productos de limpieza.

Según expertos, hasta 12 millones de rusos toman estos productos que se consiguen por cerca de 0,60 dólares el medio litro.

"Como no son una bebida, se venden en las farmacias que abren las 24 horas, mientras que las licorerías no pueden vender alcohol después de las 10 u 11 de la noche", relató Olga Ivshina, corresponsal de la BBC en Rusia.

"También hay máquinas expendedoras donde los puedes conseguir a todas horas. De este modo, los menores de 18 años pueden abastecerse de alcohol sin necesidad de mostrar un documento de identidad", agregó.