Dos ingenieros industriales argentinos presentaron un proyecto para renovar toda la flota de colectivos convencionales por unidades eléctricas.
En el marco del Congreso Mundial de Energía, dos ingenieros industriales argentinos presentaron un proyecto para renovar toda la flota de colectivos convencionales por unidades eléctricas.

La flota estaría completamente reemplazada recién en 2030 y alcanzaría a todos los buses del área metropolitana, que generan el 25% de los gases de efecto invernadero (GEI), que provocan el cambio climático.

La idea surge de una investigación de dos ingenieros industriales argentinos que realizaron una modelización para incorporar por etapas este tipo de movilidad, por la que obtuvieron un premio en el último Congreso Mundial de Energía, realizado en noviembre pasado en Estambul, Turquía.

Embed
Gastón Turturro, miembro de la Comunidad de Líderes Energéticos del Cacme (Comité Argentino del Consejo Mundial de la Energía), y Matías Ubogui, de la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (Aavea), presentaron el trabajo en el último congreso mundial.

Lo cierto es que hoy el sector del transporte representa el 12% (2012) del total de GEI del país, según el último inventario de gases, y la meta de reducción argentina presentada en el Acuerdo de París es del 15% de esas emisiones a 2030.

Los vehículos electricos ya circulan en EE.UU, Europa, Japón y China

"La electrificación debería ser gradual. Entendemos que el tema de la energía es una de las cuestiones que se están abordando en la Argentina, pero estimamos que para 2020 el 25% de la flota ya podría ser eléctrica", arriesgó Turturro.

Los vehículos eléctricos ya circulan en ciudades de los Estados Unidos, Europa, Japón y China. En América latina, sin embargo, todavía hay mucho en estudio.

El modelo desarrollado por los ingenieros propone centrales de carga robotizadas o no en las cabeceras y en horas de la noche (hora valle), cuando hay menor consumo energético.

El recambio podría alcanzar a los taxis en una segunda etapa. Para ellos, unas 38.000 unidades, proponen una carga nocturna en casa, estacionamiento o puntos públicos para carga completa.

El sector del transporte ocupa el segundo lugar entre los responsables de generar los gases contaminantes que provocan el calentamiento global. Así lo indica el inventario de gases presentado por Buenos Aires hace poco menos de un mes en la Ciudad de México.