Según informó C5N, detuvieron a otra persona por el asesinato de Brian Aguinaco, el chico de 14 años baleado por motochorros en Flores.
Un joven de 26 años fue detenido este viernes a la madrugada acusado por el crimen de Brian Aguinaco, de 14, baleado el sábado último por "motochorros" en el barrio porteño de Flores.

La detención de "Yun el bostero" fue realizada esta madrugada por efectivos de la División Homicidios de la Policía Federal en la Villa 1-11-14.

En tanto, el primer detenido, un adolescente capturado en Chile por Interpol, ya llegó a la Argentina.

Embed
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmó que el segundo sospechoso tenía "antecedentes por robo y estaba prófugo", por lo que "es una de estas personas" que había sido favorecida "por la puerta giratoria" de la Justicia.

"Fue detenido en la villa 1-11-14, tenía antecedentes por robo y estaba prófugo, estaba beneficiado por la puerta giratoria"
, indicó Bullrich, quien confirmó que hoy le contará a los papás de Brian "cómo detuvimos a los dos asesinos".

La funcionaria recalcó: "Nosotros estamos mejorando la seguridad todos los días, que por ahí pasan estas cosas terribles como lo de Brian".

El crimen de Brian se registró cerca de las 15 del sábado último en el cruce de las calles Rivera Indarte y Asamblea, en el Bajo Flores, a pocas cuadras del acceso a la villa 1-11-14, una de las más peligrosas de la ciudad y con mayor índice de homicidios.

Dos mujeres que caminaban por el lugar fueron sorprendidas por dos ladrones en moto, uno de los cuales se bajó armado y las amenazó para que le entreguen sus carteras.

En medio del forcejeo, apareció el auto manejado por Enrique Aguinaco, quien estaba acompañado por su nieto Brian, de 14 años.

De acuerdo a lo pudo reconstruir la policía, el hombre encerró con su Renault 19 a los "motochorros" en al menos dos oportunidades con intenciones de evitar que pudieran concretar el robo que estaban cometiendo a dos mujeres, a quienes le estaban arrebatando una cartera.

Embed
Sin embargo, los testigos y las dos víctimas del robo dijeron que vieron doblar el auto y los delincuentes dispararon contra el vehículo porque se pensaron que los estaban persiguiendo y huyeron al interior de la villa 1-11-14.

Brian recibió un balazo en la cara y fue trasladado por su propio abuelo hasta el Hospital Piñero, desde donde fue derivado al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, donde agonizó durante dos días hasta que murió el martes por la tarde.

La muerte de Brian generó marchas y protestas de los vecinos de Flores en la comisaría 38, donde el martes por la noche hubo una serie de incidentes y destrozos en la seccional.

A raíz del caso, el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, dispuso la remoción de toda la cúpula de la comisaría y se comprometió a reforzar la seguridad en el barrio.