Nació antes de que se hundiera el Titanic y vivía en el Pacífico norte, donde los científicos la seguían para estudiar la menopausia en los mamíferos.
La orca Granny, que se ganó su apodo por ser la "abuela" del Pacífico norte con 105 años, habría muerto en 2016 de acuerdo a uno de los científicos que le seguía la pista frente a la costa oeste de Canadá para averiguar más sobre la menopausa en los animales.

Junto con las mujeres, las orcas son uno de los pocos animales que pasan por la menopausia, y el caso de Granny era particularmente especial porque se calculaba que ya tenía entre 45 y 76 años en 1987, lo que la hacía una testigo de lujo, informó el sitio El País.

Kenneth Balcomb, el científico que la identificó en 1976 y le puso el nombre de J2, explicó que la vio "por última vez el 12 de octubre de 2016 mientras nadaba hacia el norte muy por delante de las demás", lo que le hace pensar que la abuela de las orcas murió.

"Ella es una de las pocas ballenas residentes de las que no sabemos la edad exacta porque nació mucho antes de que comenzara nuestro estudio", explicó Balcomb. No es imposible que una hembra de orca viva hasta los 80 años, pero Granny era un caso aparte.