Messi se la tocó a Neymar, el brasileño envió un centro y Luis Suárez la mandó a guardar con un remate en el aire. Fue el gol número 100 de el Pistolero con el equipo catalán.