Tobías, el nene de 5 años picado por un alacrán, recibió el alta médica este martes y seguiría con chequeos cardiológicos.
El último parte médico, antes de que le dieran el alta a Tobías, señaló que el niño está "lúcido" y mantiene una "lenta evolución clínica".

Tras la picadura, el pasado sábado 7, Tobías sufrió cuatro paros cardiorrespiratorios en el sanatorio por el veneno del arácnido, lo que obligó a los profesionales a realizarle una resucitación cardiopulmonar.

Embed
"Mi hijo empezó a sentir que algo le picaba y vomitó. Lo llevamos de inmediato a la guardia del sanatorio y confirmaron la presencia del veneno de un alacrán", relató Gastón, padre del pequeño, en declaraciones televisivas.

"Cuando lo atendieron, nos dijeron que ya estaban preparando un antídoto en el Hospital Posadas y que iban a traerlo en ambulancia. Por mi preocupación y para no demorarnos, fui a buscarlo yo mismo. Cuando llegué, mi hijo ya tenía convulsiones", agregó.

"En sólo 24 horas, la picadura hizo estragos en mi hijo, que estuvo hasta hace poco en estado crítico. Gracias a Dios y a la atención de los médicos está mejor", señaló el padre de Tobías.