Magdalena Odarda, senadora por Río Negro, negó que el magnate amigo del presidente Mauricio Macri permita el acceso al Lago Escondido a pesar de la orden judicial que así lo obliga. Macri lo había defendido.
El presidente Mauricio Macri salió el martes pasado en defensa de su amigo, el magnate británico Joe Lewis, quien hace 20 años cerró el acceso al Lago Escondido para su uso personal. Aunque un fallo de la Corte rionegrina de hace 5 año lo obliga a liberar el paso de modo de garantizar el acceso público al Lago Escondido, hoy virtualmente privatizado para disfrute exclusivo del magnate, Lewis desoye la orden judicial.

A pesar de ello, en conferencia de prensa Macri explicó que "ahora hay un acceso peatonal desde la Ruta Nacional 40" aunque evitó aclarar que para recorrer dicho camino hacen falta cuatro días de cabalgata y que sólo es transitable en verano.

Embed
El único acceso a pie es el camino público de Tacuifí que fue cerrado por Lewis y que el gobierno de Río Negro evita reabrir a pesar de la orden judicial en ese sentido.

"Él compró a dueños privados un campo, lo desarrolló, vive un par de meses por año ahí, trabaja un montón de gente, sigue invirtiendo para que el campo sea sustentable, le da trabajo a cientos de personas... La verdad es que no entiendo por qué esta sistemática búsqueda de agredirlo. Alguien que eligió la Argentina para vivir unos años, que no nos pide nada... Esa parte no la logro comprender" dijo Macri con voz de sorprendido por la supuesta "agresión" a su amigo Lewis.

Sin embargo la senadora por Río Negro, Magadalena Odarda de la Coalición Cívica, partido que integra la gobernante alianza Cambiemos junto al PRO y la UCR, le escribió una carta abierta a Macri en la que lo desmiente y lo invita a transitar con ella ese supuesto camino que une la Ruta 40 con el Lago Escondido.

Allí Odarda advierte que quienes han sufrido ataques son los vecinos que intentan llegar al lago privatizado y le recuerda que "los privilegios están prohibidos por la Constitución y toda persona, argentina o extranjera debe cumplir con la justicia argentina en forma inexorable".

A continuación el texto completo de la contundente carta abierta a Macri.

Con el respeto que su investidura merece, en mi condición de Senadora de la Nación, quiero poner en su conocimiento, que a diferencia de lo que Ud. ha expresado en Conferencia de Prensa en el día de hoy, es el Sr. Lewis quien ha agredido y ofendido al pueblo argentino al no devolver el LAGO ESCONDIDO desde hace 20 años.

En defensa de los principios republicanos y de la soberanía nacional, Ud. debe velar para que el Sr. Lewis cumpla con la sentencia judicial, deje de amedrentar jueces con falsas denuncias al Consejo de la Magistratura, y permita que argentinos y extranjeros disfruten de un lago que es de todos, ya sea para poder pasar un día con la familia en sus bellas costas, para pescar o para practicar algún deporte acuático como es común en lagos y ríos de nuestra zona sin correr ningún tipo de riesgo, ni pedir permiso a nadie.

El sendero que Ud. sugirió hoy para que los argentinos utilicemos con el fin de llegar a este bien de dominio púbico, no es un camino, sino una huella para transitar a caballo durante 4 días, por sitios de alta peligrosidad como lo demuestran las fotos que ilustran esta publicación. Obviamente, ciudadanos con discapacidad, niños, ancianos, o simplemente personas sin entrenamiento adecuado, están de hecho privados de conocer esta maravilla que nos ofrece nuestra cordillera rionegrina.

Yo, esta senadora nacional patagónica, mujer y quien hace muchos años junto a cientos de pobladores y organizaciones sociales, luchan por recuperar los bienes públicos privatizados en la década del '90, lo invito a conseguir caballos, recorrer el sendero durante cuatro días por alta montaña, solo con los elementos que utiliza la gente en los días de campo, para ver si podemos llegar por allí al lago Escondido, pernoctando en refugios de montaña, etc. Así, tal como lo desea el Sr. Lewis, se podría intentar arribar a caballo y sólo en época estival (dado que en invierno, primavera y otoño, la nieve y el frío lo impiden), al extremo oeste del Lago en cercanías de la frontera con Chile, con tal de no molestar la privacidad del dueño de la estancia.

Quiero contarle, Sr. Presidente, que junto a mi abogado y a la comitiva judicial ya hicimos dicha experiencia hace unos años, donde sufrí un accidente en alta montaña que me dejó como saldo una lesión en la columna, de la cual, aún no me repongo. Anímese. Yo lo acompaño, y verá que sus palabras de hoy no tienen asidero.

Quiero hacerle saber además, que en estos once años, los vecinos y yo en especial, hemos sufrido hechos de violencia de todo tipo, como escraches en alta montaña - donde no había manera de pedir ayuda- por parte de gente contratada por la empresa de Joe Lewis, carteles intimidatorios en señales viales, amenazas de usar el "winchester" y hacer correr sangre a quienes nos animemos a pasar por el camino de Tacuifí, y hasta "alguien" provocó un accidente con la camioneta de la legislatura de Río Negro con la que me trasladaba como legisladora provincial, cuando me encontraba en el juzgado tomando conocimiento de las últimas resoluciones en el expediente. A pesar de la denuncia penal, este caso nunca fue esclarecido.

Como Ud. podrá apreciar, son hechos mafiosos e intimidantes sólo por exigir que se cumpla un derecho, el del libre acceso a las costas de nuestros lagos y ríos.

Por otra parte, y cansada de exigirlo por todos los medios, quiero denunciar también, que el aeropuerto del Sr. Lewis ubicado en Puerto Lobos, en la costa atlántica y que tiene la dimensión del aeropuerto de San Carlos de Bariloche, que se encuentra a dos horas de vuelo de las Islas Malvinas, no tiene radares ni control alguno del Estado, situación que pone en riesgo la soberanía argentina.

Por la seguridad nacional y por respeto a los Veteranos de Guerra que dieron la vida por la celeste y blanca, solicito ordene la radarización sin más dilaciones de ese aeropuerto para aviones de gran porte, cuyo objetivo aún no está debidamente claro.

Sr Presidente. Los privilegios están prohibidos por la Constitución y toda persona, argentina o extranjera debe cumplir con la justicia argentina en forma inexorable. Que Joe Lewis devuelva el lago escondido a todos los argentinos.

Atentamente.

SENADORA NACIONAL POR LA PROVINCIA DE RIO NEGRO.
Dra. Magdalena Odarda
Amparista en la causa Lago Escondido desde hace once años.