-

Francisco: "Es peligroso buscar un salvador que nos defienda con muros"

21 de enero de 2017

El pontífice pidió "no anticiparse" a las posibles medidas del presidente de los estadounidenses, Donald Trump. "hay que ver qué hace, no podemos ser profetas de calamidades", dijo.

En una entrevista para el diario español, El país, el papa Francisco, pidió prudencia ante las alarmas desatadas por el nuevo presidente de Estados Unidos. "Hay que ver qué hace, no podemos ser profetas de calamidades", aunque advirtió que, "en momentos de crisis, no funciona el discernimiento" y los pueblos buscan "salvadores" que les devuelvan la identidad "con muros y alambres".

Desde el Vaticano, Jorge Mario Bergoglio aseguró que "en la Iglesia hay santos y pecadores, decentes y corruptos", pero que lo que más le preocupa es "una Iglesia anestesiada por la mundanidad", lejana a los problemas de la gente.

Embed

Consultado acerca del surgimiento de movimientos en distintas partes del mundo que "fomentan el miedo al extranjero", como el caso de Donald Trump, el Papa respondió haciendo alusión a la Alemania del 30 "que estaba destrozada por la guerra y votó a Hitler".

"Ese es el peligro. En momentos de crisis, no funciona el discernimiento y para mí es una referencia continua. Busquemos un salvador que nos devuelva la identidad y defendámonos con muros, con alambres, con lo que sea, de los otros pueblos que nos puedan quitar la identidad. Y eso es muy grave", continuó.

Para el pontífice, el caso de Alemania es típico: "Un pueblo que estaba en esa crisis, que buscó su identidad y apareció este líder carismático que prometió darles una identidad, y les dio una identidad distorsionada y ya sabemos lo que pasó".

"¿Las fronteras pueden ser controladas? Sí, cada país tiene derecho a controlar sus fronteras, quién entra y quién sale, y los países que están en peligro –de terrorismo o cosas por el estilo-- tienen más derecho a controlarlas más, pero ningún país tiene derecho a privar a sus ciudadanos del diálogo con sus vecinos".

papa Francisco
papa Francisco
papa Francisco

El drama de los refugiados lo marcó, "aquel hombre lloraba y lloraba en mi hombro, con el salvavidas en la mano, porque no había logrado rescatar a una niña de cuatro años", tanto como las visitas a las mujeres esclavizadas por las mafias de la prostitución en Italia. Aún no sabe si se morirá de Papa u optará por el camino abierto de Benedicto XVI.

Sobre la labor de los gobernantes, Francisco respondió que "cada cual hace lo que puede o lo que quiere. Es un juicio muy difícil de dar. Pero obviamente, que el Mediterráneo se haya convertido en un cementerio nos tiene que hacer pensar.

En cuanto a la pregunta de que si se ha sentido utilizado por los políticos de Argentina, el Papa manifestó que: "Ah, sí. Algunos me dicen "nos tomamos una foto de recuerdo, y le prometo que va a ser para mí y no la voy a publicar". Y antes de salir por la puerta ya la ha publicado, dijo entre risas. Bueno, si le hace feliz usarla el problema es suyo. Se disminuye la calidad de esa persona. El que usa tiene poca altura. Y qué voy a hacer. El problema es de él, no mío. Vienen muchos argentinos a la audiencia general. En Argentina siempre hubo mucho turismo, pero ahora pasar a una audiencia general del Papa es casi obligatorio. Después los que vienen acá y que son amigos —yo viví 76 años en Argentina —, a veces mi familia, algunos sobrinos. Pero, usado, sí; hay gente que me ha usado, ha usado fotos, como si yo hubiese dicho cosas y cuando me preguntan, siempre respondo: no es problema mío, no hice declaraciones, si lo dijo él, es problema de él. Pero no entro en el juego del uso. Allá él con su conciencia, manifestó.

Temas

En Vivo