Para el flamante presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el ahogamiento simulado waterboarding funciona, pese a que es ilegal, como determinó una ley del Congreso de su país en 2015.

El waterboarding, práctica en la que se sumerge en agua al detenido, es uno de los llamados métodos de interrogatorio que el gobierno del presidente George W. Bush autorizó para emplear con detenidos sospechosos de terrorismo.

"Si me preguntan, si funciona. Absolutamente siento que funciona", dijo el presidente en su primera entrevista como presidente con el canal de noticias ABC News.

Trump waterboarding


Además el presidente dijo que "altos niveles de Inteligencia" compartían su opinión al respecto. "He hablado con gente de los más altos niveles de Inteligencia y les pregunté '¿Funciona? Y me dijeron 'sí, funciona'", aseguró Trump.

Trump anticipó que se entrevistará con el secretario de Defensa, James Mattis, y el director de la CIA, Mike Pompeo, para determinar qué se puede y no se puede hacer legalmente, y luego afirmó que escuchará lo que opinan sobre el tema.