Ocurrió en la segunda división del fútbol de Turquía. Adam Stachowiak, el arquero polaco del Gaziantep BB, contuvo un tiro penal pero surgió algo inesperado. Un compañero saltó para abrazarlo, con tanta mala suerte que lo empujó y la pelota terminó adentro.
La insólita jugada se dio en Turquía:

Abrazo-de-gol.flv