Tras el robo en el que los ladrones arrojaron la silla que llevaba a un pequeño de tres meses, otra vez un menor es víctima de violencia. Ocurrió en la ciudad de Paraná.

Una disputa entre dos familias de la ciudad de Paraná terminó con disparos, corridas y la intervención de la policía de Entre Ríos. Como consecuencia, hay dos heridos: una mujer y un bebé. El hecho ocurrió en la intersección de la calle Laurencena y Güemes, del barrio Maccarone de la capital entrerriana.

Embed

Según publicó el diario UNO de la mencionada provincia litoraleña, efectivos policiales debieron efectuar al menos seis disparos para disuadir el violento enfrentamiento, del cual una mujer resultó gravemente herida por un botellazo en la cabeza y tuvo que ser hospitalizada de urgencia.

Además durante el incidente un bebé fue golpeado, pero estaría fuera de peligro.