En una catedral de Nottinghamshire, en Inglaterra, Reino Unido, encontraron una gárgola que es igual a Donald Trump que tiene 700 años de historia. Como no podía ser de otra manera, rápidamente se viralizó.