Esa es la línea que siguen los investigadores del caso para dilucidar cuáles fueron los pasos del acusado posteriores al crimen y antes de su detención.

Los investigadores de la masacre de Hurlingham, creen que el acusado Diego Loscalzo vendió la pisotola marca Bersa que usó en el séxtuple homicidio en la Villa Lugano para tener dinero en efectivo y continuar su fuga.

Embed
Desde la Delegación Departamental de Investigaciones DDI de Morón intentan determinar qué pasó con el arma con el que el acusado disparó al menos 19 veces y mató a seis personas en lo que se conoció como la masacre de Hurlingham. La hipótesis principal es que apenas perpetró el séxtuple crimen fue hasta Villa Lugano para vender el arma y conseguir dinero en efectivo que le permitiera fugarse.

"Creemos que vendió el arma cuando fue en moto hasta Villa Lugano, en Capital Federal. Ahí tuvo una serie de contactos telefónicos con dos o tres amigos y un hermanastro. Lo más probable es que haya entregado el arma a cambio del efectivo que necesitaba para el pasaje y la huida", dijo un jefe policial que trabaja en la pesquisa.

Embed
La misma fuente reveló que cuando cometió los crímenes, Loscalzo "salió sin un peso encima" pero se pudo determinar que en la terminal de Retiro "pagó los 870 pesos del pasaje a Córdoba al contado", por lo que lo más probable es que en el barrio INTA de Villa Lugano consiguió algo de efectivo.

"Esa pistola Bersa es un arma que apurado como estaba este hombre, la pudo haber vendido en 2.000 o 3.000 pesos", dijo la fuente consultada.

detencion masacre de hurlingham loscalzo 3.jpg
El presunto autor de la masacre de Hurlingham, detenido
El presunto autor de la masacre de Hurlingham, detenido
La pistola Bersa Thunder Pro en cuestión tiene el número de serie F27622. Los peritos determinaron que el acusado realizó al menos 19 balazos en las dos escenas -12 en la casa de William Morris y siete en Villa Tesei-, por lo que en algún momento tuvo que recargar el arma que tiene una capacidad máxima para 17 proyectiles.