Lo aseguró el hijo de la mujer que fue hallada enterrada junto a su joven hija en la localidad bonaerense de Punta Lara. "Tenemos un audio que grabó una de las amigas de mi mamá cuando la llamó", aseguró.

Un hijo de la mujer que fue hallada enterrada junto a su hija adolescente en la localidad bonaerense de Punta Lara aseguró que posee una grabación telefónica en la que su madre clamaba "por favor, no quiero morir" y estimó que resistieron ser víctimas de la trata de personas.

"Tenemos un audio que grabó una de las amigas de mi mamá cuando la llamó, donde mi mamá está pidiendo auxilio, decía 'por favor, no quiero morir', y de fondo se escucha a mi hermana, que decía 'salí, salí'", contó Douglas Barrientos.

El joven es hijo de Maruja Chacón Pérez (50) y hermano de Shirley Cielo Barrientos (15), quienes fueron encontradas enterradas esta madrugada en una vivienda ubicada en la mencionada localidad balnearia.

Embed
Barrientos formuló esas declaraciones desde la capital peruana, en las que aseguró que el 30 de enero, dos días después de la última comunicación que tuvo con su madre, una amiga de ella "la llamó porque se había enterado de que había desaparecido y grabó la conversación".

Además, precisó que en el audio se distingue el sonido de "una televisión que está a alto volumen", según él, "para que no puedan escuchar sus gritos, como si estuvieran encerradas en algún lugar".

Respecto del hombre que alquilaba la casa en la que hallaron los cuerpos de las mujeres, de quien hasta esta tarde no se conoce su paradero, Douglas dijo que él no tenía "ninguna relación con ese señor ni lo conocía", aunque "lo había visto por fotos" y su madre le había contado "que era muy atento y muy bueno".

Embed
"Creo que este tipo intentó hacer trata de personas con ellas, llevarlas para otro lado, prostituirlas y ellas no se habrán dejado" y ante la "reticencia" de las víctimas "el tipo las ha asesinado", estimó