LeBron James no tuvo su mejor noche ante los Thunders de Oklahoma: quiso volcarla, erró y se tiró al piso intentando engañar a los árbitros. Mirá el video.