La imagen de Jermain Defoe recostado en la cama junto a un pequeño hincha del Sunderland que sufre de cáncer dio la vuelta al mundo y conmueve a la Premier League.
El delantero de la Selección de Inglaterra, junto a otros jugadores de su equipo (John O'Shea, Sebastian Larsson y Vito Mannone), fueron a visitar a Bradley Lowery, un niño hincha del club que sufre de un neuroblastoma.

Lo cierto es que el pequeño tomó un cariño especial por Defoe durante la visita y le pidió que no se fuera. Conmovido, el jugador de 34 años no dudó y se recostó en la cama junto a Bradley, al que se quedó acompañando toda la noche.

Embed
Tras su conmovedor gesto, Defoe fue titular en el encuentro de su equipo frente al Southampton por la 25° fecha de la Premier League.