El dueño de Santa Diabla conversó esta tarde con C5N y aseguró desconocer si el detenido por la masacre de Florencio Varela estuvo en el boliche. Tampoco pudo explicar por qué había menores de edad en el local.
El dueño de Santa Diabla, Damián Faleta, aseguró en diálogo con C5N que desconoce si el detenido como principal sospechoso de la masacre de Florencio Varela estuvo anoche en el boliche pero aseguró que "no pudo haber entrado con armas al boliche".

Por otro lado, el dueño del local bailable no pudo dar explicaciones de por qué había menores de edad en un lugar donde se venden bebidas alcohólicas.


Embed
Damián Faleta aseguró hoy que dentro del local bailable no se registró ningún problema antes de los homicidios y que entregó a la Justicia las cámaras de seguridad para ayudar a esclarecer el hecho.

El propietario de "Santa Diabla" contó que se enteró de los crímenes a media mañana porque empezó a recibir llamados, pero aclaró que el ataque a las adolescentes se produjo a 44 cuadras del boliche.

"No puedo llegar a entender cómo pasa esto, cómo se puede llegar a hacer el destrozo de estas familias, de estas chicas",
sostuvo Faldeta.

Embed

Según el propietario del local bailable, durante la madrugada "no hubo ningún hecho traumático, ni nada notable" dentro del boliche que podría relacionarse con el ataque ocurrido luego contra las chicas.

"La verdad que esto escapa a nosotros y más allá de que lo entendemos, todavía no reaccionamos de lo que pasó, porque honestamente nos afecta. No podemos decir si es un loco que andada por la vida haciendo esto o un tema personal con las chicas",
afirmó.

Faldeta explicó que en las últimas horas se entregaron las cámaras de seguridad del local a la Policía, pero por lo que ellos pudieron ver antes, no hubo pelas internas ni ningún otro inconveniente ni con ellas ni con otras personas.

Embed
El dueño de "Santa Diabla" admitió que al local no deben entrar menores, sino sólo mayores de 18 años y especuló que tal vez las adolescentes ingresaron con una documentación que no era de ellas.

A raíz del hecho, la Municipalidad de Florencio Varela ordenó esta tarde la clausura del local, según se indicó en un comunicado de prensa.