El robo ocurrió en el patio de la casa en Quilmes donde vive Santiago Luna, quien tiene una grave afección medular y necesita estar conectado las 24 horas.

Santiago Luna sufre una grave afección medular por lo que necesita estar conectado a un tubo de oxígeno, pero en un descuido se lo robaron de su casa en Quilmes y ahora está desesterado.

"Saqué la silla especial a motor, que pesa toneladas, a un patio de la casa y la mochila de oxígeno estaba colgada, pero cuando la fui a buscar, la mochila ya no estaba", explicó a Crónica la madre del joven, Julieta Torres.

Embed

La mujer explicó que el chico de 24 años "necesita oxígeno las 24 horas porque se ahoga". La situación es complicada, en ese sentido, torres agregó: "Está más de 10 mil pesos, no podemos comprarla".

Respecto a cómo se lo tomó Santiago, la madre describió: "Él recién ahora está cayendo en lo que pasó y me empezó a decir que no va a poder salir de la casa porque le va a pasar algo".