Con un tipo de cambio planchado y precios en alza, los autos subieron desde hace un año hasta 25% en dólares.
En la segunda quincena de febrero del año pasado, la cotización de la moneda estadounidense fue subiendo hasta llegar a los $16, el nivel más alto desde la salida del cepo de diciembre de 2015. Nadie podía aventurar cuál era su techo. En ese valor transitó algunos días de marzo para, desde entonces, mantenerse con cierta presión a la baja. En los últimos días esta tendencia se profundizó y el viernes cerró a $15,86.

Estas variaciones impactaron en el sector automotriz.

Seguí leyendo en ámbito.com.