Ocurrió en una escuela en México. La menor estuvo cuatro días internada en un hospital de Salvatierra. Sufría acoso escolar desde hacía medio año. Las autoridades sabían, pero no hicieron habían nada al respecto.
Sara Daniela, de 12 años fue envenenada por sus compañeras de clase la semana pasada. Lo que parecía ser una broma pesada, casi termina en tragedia. Ahora, la joven se recupera en un hospital de Salvatierra de Guanajuato en México pero la menor reconoció que no es la primera vez que sufre violencia de parte de sus compañeras de la Secundaria Técnica 17.

"Hace algunos meses atrás, el día de su cumpleaños la bañaron con botellas de agua; corrían a la llave, llenaban los envases y la empapaban, burlándose de ella", contó su madre, Verónica Sánchez López.

La mamá aseguró que "esto no es nuevo. Las autoridades sabían de lo que estaba pasando y nunca hicieron nada. Mi hija casi se muere", sostuvo.

Embed
La mujer contó que se dio cuenta que algo pasaba, cuando diciembre la menor empezó a poner muchos pretextos para no asistir a la escuela, pese a ser una alumna destacada y atenta que ostenta un promedio de 9.1, argumentaba estar enferma pero no tenía nada físico. Fue entonces que confesó que varias alumnas la acosaban.

"Le tomaron coraje porque un maestro le encarga el grupo cuando sale a la dirección, le pide que anote en una libreta los nombres de los niños que hagan desorden o se salgan del salón", relató la tía.

Sus compañeras le decían "vaca", "panzona", se reían de ella, le simulaban flatulencias, pero las agresiones escalaron hasta empaparla el día de su cumpleaños, en octubre, y esta última agresión, que casi le cuesta la vida.

Embed

La semana pasada, durante la clase de Agricultura, alumnos le pusieron veneno a la bebida de Sarita tenía en su pupitre, ocasionándole una intoxicación grave que por la que estuvo cuatro días hospitalizada, indicó Verónica, su madre.