La Policía arrestó a algunos allegados de las chicas que fueron atacadas a tiros cuando salían de un boliche. Los manifestantes se acercaron hasta la fiscalía y provocaron algunos incidentes.
Un grupo de personas arrojó piedras y pateó las puertas de la sede de la fiscalía de Florencio Varela en momentos en que prestaba declaración el hombre, de 36 años, acusado de haber matado a dos adolescentes el fin de semana.

Los manifestantes gritaban "¡asesino, morite!", mientras golpeaban la entrada a la fiscalía. Llegó hasta el lugar la Infantería y varias personas fueron detenidas, informó C5N. "La familia no tiene absolutamente nada que ver con estos actos de violencia", dijo la abogada de las víctimas, María Florencia Casamiquela.

Embed